Según la normativa vigente por el reglamento de baja tensión, tanto en viviendas como en locales comerciales los dispositivos de protección, deben estar adecuados a la instalación, protegiendo contra contactos directos e indirectos lo que significa que, en caso de una derivación, las personas estén protegidas, y en caso de un cortocircuito actúen los automáticos.


La antigüedad del dispositivo o una mala manipulación por personal no cualificado pueden provocar graves daños que usted se podría evitar revisándolo.

Contacte con nosotros y le atenderemos lo antes posible


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted